¿Aceite de Oliva Virgen Extra filtrado o sin filtrar?

En: AOVE y olivar Fecha: martes, marzo 31, 2020

¿Has probado el aceite de oliva sin filtrar? En este post te explicamos en qué consiste.

El mundo del aceite es bastante complejo, ya que son muchos los factores que llevan a los productores a crearlo de diferentes maneras y métodos que dan lugar a una cierta acidez, caducidad, y, por supuesto, filtración; por ejemplo, el aceite de oliva sin filtrar.

Cada vez son más las personas interesadas en las propiedades de este líquido y sus grandes beneficios para la salud, y es que el “oro líquido” supone un alimento altamente recomendable para seguir un estilo de vida sano.

Cuando vemos en el supermercado un envase de aceite de oliva virgen extra, lo primero a lo que prestamos atención es a su apariencia, pero esto puede engañarnos. Tendemos a creer que, si este no es completamente transparente, es que algo le pasa, que no está del todo bueno o que ha pasado su fecha de caducidad, pero no es así.

Este puede tratarse de un aceite sin filtrar, lo que no significa que le pase nada malo, solo que sus propiedades son distintas. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias de un aceite de oliva sin filtrar y uno filtrado? ¿En qué se basa este proceso?

¿Qué es el proceso de filtrado?: cómo se prepara el aceite de oliva

Cuando procedemos a la elaboración del aceite de oliva virgen extra, existen varios factores a los que tenemos que prestar especial atención, como el estado de la fruta, su recogida o el mantenimiento de esta hasta el momento de preparación del aceite de oliva sin filtrar o filtrado.

Cuando ya hemos recogido la oliva del árbol y del suelo, y la hemos llevado a la almazara para aplastarla y conseguir la pasta de la que sacaremos el líquido, el siguiente paso será llevar a cabo (o no) el proceso de filtrado.

La filtración es un método que permite separar las pequeñas partículas y humedad que han quedado en el compuesto para dar lugar a un aceite transparente y que da sensación de ser más saludable y limpio.

No obstante, aunque pensemos que esto es así, el aceite de oliva sin filtrar también posee todas las propiedades del anterior, y son igual de buenos para su consumo; muchas personas lo prefieren, y es por ello que las productoras siguen llevándolo a cabo junto con el mejor mantenimiento.

olivo

 

Principales diferencias entre el aceite de oliva sin filtrar y filtrado

Aunque ambos productos, el aceite de oliva sin filtrar y el filtrado, sean igualmente recomendables y saludables, sí que existen una serie de componentes notables que los diferencian de cara a establecer unas preferencias a la hora de comprarlo.

Para empezar, el aceite de oliva virgen extra que no ha sido filtrado cuenta con polifenoles adicionales que no han sido eliminados; estos tienen una gran fuerza antioxidante, por lo que son muy recomendables a la hora de incluirlo en una dieta sana.

No obstante, hay muchos otros elementos a tener en cuenta para distinguirlos:

Aspecto diferente

Mientras que los aceites filtrados tienen un aspecto mucho más limpio, los contrarios se muestran densos y turbios, por lo que dan una apariencia menos atractiva que los compradores suelen tener muy en cuenta.

Esto sucede porque, durante el proceso de extracción, se quedan las micropartículas de la pulpa en el líquido; no obstante, este solo es un aspecto estético que nada tiene que ver con la calidad del aceite.

aceite

Sabor fuerte o suave

Aunque pensemos que los tipos de líquido según su filtrado tienen un papel fundamental a la hora de determinar el sabor de este, nada queda más lejos de la realidad, ya que esto viene establecido por la variedad de la aceituna y el proceso de recogida de esta.

Aún así, se dice que el aceite de oliva sin filtrar tiene un sabor más amargo o fuerte y los aceites filtrados cuentan con un gusto mucho más suave.

Oxidación y durabilidad

El aceite de oliva sin filtrar pasa por un proceso más rápido de oxidación, ya que este se decanta de forma natural y las partículas de la pulpa se depositan en el fondo, lo que da lugar a esta transformación.

Por otro lado, el aceite que ha pasado por el proceso de filtración elimina todos los restos sin alterar las propiedades del líquido, y de esta manera es más estable y dura más en óptimas condiciones para su cata.

Por ello, se recomienda que el tiempo de consumo de los aceites sin filtrar sea de un máximo de 6 meses, con el fin de que no se oxide y se pueda disfrutar de sus cualidades organolépticas en prueba.

Usos en la cocina

El uso de este tipo de productos a la hora de realizar comidas en casa pasa por una serie de recomendaciones, como no utilizar aquellos no filtrados en fritos; sus propiedades y características hacen que sean perfectos en tostadas, ensaladas o pastas y en frío.

 

¿Qué tipo de aceite es más recomendable?

Después de conocer las propiedades y diferencias de cada uno de ellos, solo tenemos que priorizar nuestros gustos y consumo para elegir aquel que más se adapte a nuestras necesidades.

Por ejemplo, si lo que buscamos es adquirir un producto que podamos degustar en cucharadas, tostadas, ensaladas… u otros alimentos que potencien su sabor, la opción perfecta acabaría en el aceite de oliva sin filtrar, ya que este mantiene todas sus propiedades y cuenta con un sabor más fuerte.

Por otro lado, si queremos comprar un aceite que nos dure una gran cantidad de tiempo y pueda usarse para cualquier tipo de comida (incluidos fritos) en el día a día, quizá la opción que más se adapte a lo que queremos es el aceite filtrado.

Factores a tener en cuenta a la hora de adquirir el mejor aceite de oliva sin filtrar

Si ya hemos decidido que el aceite sin filtrar es la mejor opción para nosotros y vamos a proceder a comprarlo, debemos tener en cuenta algunos factores:

  • El año de cosecha: Aunque podamos pensar que cuantos más años tiene nuestro aceite mejor se conserva, se trata de exactamente lo contrario; y es que parte de la calidad del producto se basa en su juventud.
  • Las condiciones ambientales en las que se ha almacenado: El aceite suele cambiar muchas de sus propiedades cuando se expone a algunos agentes como la luz y el calor; por ello debemos condicionar nuestra compra dependiendo del lugar del supermercado en el que este aceite sin filtrar se encuentre.
  • Fecha de consumo preferente: Aunque normalmente se indique que se debe consumir entre 6, 12 o 18 meses, esto dependerá de las condiciones de su conservación y mantenimiento, como hemos dicho antes, en los mercados de compra.

 supermercado

Comprar el mejor aceite de oliva virgen extra: Oliva del Sur

Si ya conoces todas las propiedades y el mejor consumo que debemos hacer del aceite para aprovechar al 100% su sabor y cualidades, el siguiente paso consiste en adquirir el que mejor se adapte a tus preferencias.

Para ello, en Oliva del Sur contamos con una amplia selección de los mejores productos para disfrutar en tu hogar o compartir con tus amigos en comidas. ¡Consigue un aceite de oliva de calidad en nuestra web!

Comentarios

Déjanos tu opinión

Top