Conservas en aceite de oliva

En: Trucos y consejos Fecha: martes, octubre 19, 2021

Muchos son los métodos que tradicionalmente se han utilizado para la conservación de los alimentos. Hoy en nuestro blog hablaremos de uno de ellos: las conservas en aceite.

Gracias a las propiedades y beneficios de este producto, se han inventado múltiples recetas que nos han ayudado a alargar la duración de algunos alimentos como la carne o el pescado ¿Quieres saber más? ¡Atento!

 

Conservación en aceite de oliva

 

La conservación en aceite de oliva de los alimentos proporciona muchísimas ventajas para la salud, además de darnos la oportunidad de alargar su duración y de crear nuevas recetas. Veamos algunas de las ventajas más destacadas:

 

- Su preparación está al alcance de todos los usuarios, ya que son bastante baratas y sencillas de hacer.

- Siempre podrás tener a mano alimentos saludables y listos para consumir al momento.

- Podemos prepararlas para mantenerlas almacenadas durante largos periodos de tiempo, ya que duran varios meses. Por eso, si algún día no sabes qué preparar para comer o cenar, siempre puedes echar mano de una de ellas.

- Podrás disfrutar de todas las vitaminas, nutrientes y proteínas que nos aportarían los productos de temporada en cualquier época del año. Por este mismo motivo suele ser muy habitual la preparación de las conservas para la llegada del invierno, por ejemplo.

- Son muy versátiles, ya que puedes servirlas como aperitivo, entrante, guarnición o, incluso, como plato principal para la cena o para la comida ¡Tu decides!

 

Conservas en aceite de oliva ejemplos

 

¿Cuáles son los métodos más empleados para la conservación en aceite de oliva? ¡Toma nota! Estos son los más comunes:

 

Marinado: Esta técnica se suele utilizar para la conserva de carnes de caza mayor ¿Por qué? Principalmente porque permite eliminar los sabores que son muy fuertes, como los de este tipo de carnes. También ayuda a ablandarlas y aromatizarlas. También es frecuente esta preparación para la conservación de algunos pescados.

Para prepararlo necesitarás aceite de oliva, vinagre y especias como el

Escabeche: Este método es uno de los más tradicionales. Para elaborarlo necesitarás laurel, sal, azúcar, pimienta en grano, ajos, aceite de oliva virgen extra y vinagre o vino blanco.

A diferencia del método marinado, en este caso el alimento debe ser previamente cocinado. Por lo general suele preparase para la conservación de pescados. Es una receta muy típica durante la semana santa.

Baño en aceite: Seguro que has visto esta técnica en la conservación de quesos. Además, de conservar este alimento, el baño aceite suele ser muy común para conservar pescados como el bonito o verduras.

 

De los tres métodos que vamos a destacar es el más sencillo de preparar. Lo único que hay que hacer es sumergir el producto, previamente cocido y troceado, en aceite de oliva virgen extra.

 

Conservación aceite de oliva ¿Cómo se hace?

 

En artículo anteriores ya hemos hablado sobre cómo conservar el aceite de oliva de forma correcta. Pues bien, a la hora de conservar alimentos en aceite de oliva debemos tener en cuenta algunas recomendaciones comunes, como las siguientes:

 

1. Cuanto más pequeño sea el recipiente que utilicemos mejor será para su conservación.

 

2. La conserva se mantendrá mejor si está en la oscuridad, preferiblemente en recipientes opacos ¿El motivo? la luz también es susceptible de producir oxidación, aunque en un grado menor que el oxígeno.

 

3. Conviene almacenar la conserva en un lugar fresco, pero no en el frío, preferiblemente a temperaturas que oscilan entre 15 y 18 °C.

 

4. Trata de no encapsular las conservas en recipientes de plástico, si no de vidrio.

 

5. La conserva debe mantenerse en recipientes estrictamente sellados para evitar la absorción de olores del medio ambiente en el que se colocan.

 

Conservas en aceite duración

 

Antes que nada, lo más importante tener en cuenta a la hora de preparar conservas en aceite de oliva es la elección de los alimentos. Desde Oliva del Sur te recomendamos que escojas alimentos frescos, como por ejemplo las hortalizas, las verduras o las frutas.

Conviene realizar una limpieza exhaustiva de estos alimentos para eliminar cualquier tipo de restos de suciedad o impurezas. De hecho, convendría incluso cocerlos durante cinco minutos para eliminar bacterias.

Lo mismo debemos hacer con los tarros, los cuales deben estar bien esterilizados. Elige botes que tengan los bordes bien gruesos y preferiblemente de 500 cc. Cuanta mayor cantidad de productos quieras almacenar en ellos, mayor deberá ser el tarro, pero asegúrate siempre de calcular la cantidad exacta para que no sobre comida que se pueda echar a perder.

Una vez listo y lleno el tarro, ciérralo y mételo en agua al baño maría durante unos 40 minutos aproximadamente. Asegúrate de que está cerrado herméticamente. Esto último es muy importante, ya debemos asegurarnos de que no entre aire en las conservas que pueda estropearlas. El envase debe de estar bien sellado.

Por último, una buena idea es la de poner la fecha (y el nombre del producto si se prefiere) en el envase, para saber cuándo se preparó. Lo correcto sería consumirlo antes de los 12 meses.

Y esto ha sido todo por hoy. Esperamos que te haya servido de gran ayuda toda esta información sobre las conservas en aceite. Si tienes cualquier duda puedes dejarnos un comentario y la resolveremos sin problema ¡Nos vemos en el próximo post!

Comentarios

Déjanos tu opinión